Falsa provisionalidad

Autor: PERE CORNELLÀ

Docente Universidad de Girona

Twitter: @perecornella

Texto de Odoo y bloque de imagen
Imagen de Odoo y bloque de texto
Imagen de Odoo y bloque de texto

Quién nos iba a decir que algo tan pequeño pudiera provocar cambios tan grandes. El marzo de 2020 un virus sacudió nuestras vidas. De hecho, terminó sacudiendo todo el planeta. Nuestro día a día quedó alterado: el trabajo, las relaciones sociales, la familia, las rutinas, la salud…

Y también quedó afectada la manera de enseñar y la manera de aprender. Las personas que nos dedicamos a la docencia lo sabemos bien. Hemos tenido que cambiar tantas cosas en este sentido...

Nos vimos inmersos en una situación inesperada que se tuvieron que tomar decisiones de forma rápida. Algunas con más acierto que otros, evidentemente. El objetivo principal era el de mantener la actividad docente, fuera como fuera. Las prisas nos llevaron a improvisar algunos parches que, si bien no siempre daban respuesta a lo que cabría esperar, quedaban justificadas por la excepcionalidad del momento. Y, en nuestro pensamiento, había escondida aquella esperanza de que, tarde o temprano, volveríamos a la normalidad.

Situación inesperada, decía, pero también desconcertante. Las decisiones de políticos, jueces e incluso, de las autoridades educativas en Cataluña muchas veces se presentaban como erráticas y basadas en fundamentos. Unos músicos que desafinaban una y otra vez. Y nosotros a bailar el sonido que tocaban...

Ahora que ya hace unos cuantos meses de aquellos momentos de emergencia, hemos tenido tiempo para analizar la situación que hemos vivido. Sin prisas. Una vez asumidas todas las repercusiones negativas -que son muchas-, podemos afirmar que también ha habido consecuencias positivas. La principal, desde mi punto de vista, es el replanteo de la acción docente sobre la que nos hemos visto obligados a reflexionar: nuestra manera de enseñar, la manera de aprender de los estudiantes, los sistemas de evaluación .... Se han pulido algunos de los parches de los que hablábamos antes; otros, han sido rechazados o sustituidos. Muchos profesionales de la educación han perfilado su acción docente convencidos de que los cambios y adaptaciones que están aplicando ya quedarán incorporados a su manera de hacer a partir de ahora porque contribuyen a la personalización del aprendizaje, a mejorar las experiencias de aprendizaje.

Sin embargo, si miro con detenimiento mi entorno, me doy cuenta que todavía hay demasiada gente que no ha hecho este paso. Que no ha reflexionado sobre su acción docente. Es gente que está instalada en una falsa provisionalidad, gente que piensa que, "cuando todo haya pasado, todo volverá a la normalidad y podremos seguir haciendo lo que hacíamos antes; tal como lo hacíamos antes ". Y eso los lleva a encadenar acciones "para salir del paso". Parche sobre parche. en definitiva, gente que se preocupa mucho más por su manera de enseñar que no por la forma en que sus alumnos aprenden.

Si nunca llega el momento de recuperación de cierta normalidad y no hemos hecho nada para cambiar nuestra acción docente, habremos perdido una gran oportunidad para dar un salto de calidad en la propuesta educativa de nuestros centros docentes.

Tenemos que cambiar la tendencia a estar instalados en la falsa provisionalidad y dar un paso valiente hacia delante. Todavía lo podemos hacer. Pero no nos queda demasiado tiempo.

¿Hagámoslo? ¡Hagámoslo!

Odoo CMS - una imagen grande