10 TIPS para empezar a GAMIFICAR TUS CLASES

Autora: BEATRIZ CERDÁN

Maestra CEIP El Pla (ELX)

Twitter: @BeatrizCerdan

Texto de Odoo y bloque de imagen

En este artículo, podrás encontrar algunos "consejillos" para iniciarte en el mundo de la gamificación. Pero has de saber que no todo es efectivo en todos los centros o con todo el alumnado. ¡Allá vamos!

Imagen de Odoo y bloque de texto

1. Ten claro qué es la gamificación

Es una estrategia de aprendizaje donde se usan elementos del juego con el objetivo de potenciar la motivación, el esfuerzo, la creatividad y la resolución de problemas, por ejemplo. No es un juego. No es poner puntos de manera aleatoria. No es un éxito seguro ya que no siempre funciona con todos los alumnos puesto que no siempre lo mismo vale para alumnos diferentes. La gamificación lleva existiendo muchísimo tiempo y somos partícipes de ella en grandes campañas o compañías. Conducimos con un carnet por puntos, compramos acumulando cupones, la vida es un sistema gamificado. Comenzó en el mundo empresarial para mejorar la productividad y se instauró en el mundo educativo hace unos años.

 

2. Plantéate en qué puedes estar fallando. ¿Por qué quiero gamificar?

Gamificar puede servirnos para alcanzar cualquier objetivo educativo (mejorar la ortografía, avanzar en la lectura, mejorar en cálculo...) o para cambiar conductas en el aula (más cohesión, problemas de motivación...).

La sociedad ha cambiado y los alumnos también. No podemos seguir impartiendo clase como si estuviéramos de nuevo en la E.G.B., tenemos que adaptarnos a los medios y las propuestas lúdicas que a diario conducen nuestra vida.

3. Es una herramienta compatible con...

El objetivo es aunar cooperativo, flipped classroom y gamifcación dentro de unas dinámicas de clase. Las tres estrategias se complementan perfectamente dentro del aula. Por ejemplo a través del visionado de los vídeos y la realización de los kahoot pretendo bonifcar a mis alumnos, podré favorecer la participación activa y cooperativa dentro de las actividades de clase, la realización de tareas de aprendizaje por descubrimiento a modo de reto, etc.

4. Empieza conociendo los intereses de tu alumnado y jugando con ellos

A mi me gusta pasarles un cuestionario a fin de curso sobre sus gustos (Google Forms) que me ayuda bastante a saber si prefieren una gamificación futurista, de aventura, de súper héroes o basada en una novela o película. También es cierto que a veces no tenemos la oportunidad de conocerlos hasta el mismi día que llegamos a clase porque somos nuevos en el centro por ejemplo. 

De todas formas, si estamos un poco metidos en su mundillo y actualizados, podremos conocer por encima sus gustos.

Texto de Odoo y bloque de imagen

5. Conoce las partes de la gamificación

NARRATIVA, lo más importante. Has de presentarla como una gran experiencia, increíble y única. Has de vivirla y sentirla como tal. Puedes presentarla con un tráiler o elementos sorpresa poco a poco. Adaptala a tu gusto.

MECÁNICAS, las reglas del juego.

COMPONENTES, Tableros de recorrido, cartas, tarjetas de poderes, avatares. Pueden ser virtuales o en papel, como toda la vida.

TAREAS, RETOS, MISIONES. Son las actividades de clase. Individuales o grupales. Puedes relacionarlas con la gamificación, modificando tus enunciados, donde todos se sienten protagonistas.

FEEDBACK. El alumnado necesita percibir que sus acciones tienen consecuencias así como refuerzo para continuar realizándolas. Puedes usar un sistema de puntos y premiar unas acciones sobre otras. Crea recompensas, tarjetas de felicitación, pegatinas, sellos, chapas, insignias...


6. Tómate tu tiempo. El cambio ha de ser gradual

Puedes empezar gamificando una unidad, una área, un trimestre o un curso escolar. Pero prueba, equivócate y vuelve a probar. Has de ver el error como aprendizaje. No te olvides de contagiar tu emoción y pasión a tu alumnado.

Imagen de Odoo y bloque de texto

7. Crea un rincón de clase ambientado en la gamificación

8. Fórmate. ¿Como?

Yo aprendí viendo gamificaciones de otros docentes en redes. En la web Gamifica tu aula. Asistiendo a cursos y formaciones. Hablando. Preguntando. Pidiendo ayuda.

En Twitter es brutal la cantidad de recursos, ejemplos y compis generosos/as que puedes encontrar. Síguelos/as.

Lee libros, como "Explora como un pirata", "Enseña como un pirata", "Aprende jugando, de Pepe Pedraz", "El viaje del héroe".

Y no te olvides de jugar mucho. Cada vez más podemos encontrar juegos educativos muy interesantes y atractivos.

9. Usa imágenes libres de derechos o propias.

Cita a los autores. Existen bancos de imágenes y vídeos gratuitos.

10. Evalúa tu proyecto gamificado

Mediante observación, grado de implicación, consecución de objetivos... con rúbricas, cuestionarios, pruebas, etc.